sábado, 22 de enero de 2011

PINTANDO FAROLAS


-¿Qué pintas, chaval?- se interesó el abuelo cuando me vio garabateando frente al portal de su casa.
Le mostré los cuatro trazos de aquella figura aún inacabada y continué dibujando, demostrando aparente indiferencia hacia el anciano.
-¿Es aquel de allí, eh?- preguntó alzando tembloroso su bastón para señalar el farol que me servía como modelo.
-Pues sí señor, ese es. ¿Se parece?
-Sí . . . se parece bastante. Humm . . . estaba pesando yo que si traigo una foto de mi nieta, me la podías pintar en un momento.
-¡Uff . . . qué va! Yo lo único que se dibujar son cosas así- repliqué enseñándole de nuevo mi obra, esta vez prácticamente concluida.
-Pues si lo que te gusta es pintar farolas . . . mejor dejabas de perder el tiempo a lo tonto, cogías una brocha y les dabas una mano de pintura, ¡que buena falta les hace!

15 comentarios:

  1. ¡Qué curioso!, me he sonreido leyéndote.

    ResponderEliminar
  2. Excelentes ilustraciones ! Muy cálidas.

    elbostezodelosarboles.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. SALUDOS!! BUENISIMO EL COMENTARIO, Y LA ACUARELA MUY LINDA¡¡¡

    ResponderEliminar
  4. En serio Oñera, añade esos textos a tus cuadernos xq merecen mucho mucho la pena!! jjajajajaj

    ResponderEliminar
  5. : D
    Esto de pintar en la calle es la monda, pasa cada cosa...

    ResponderEliminar
  6. Te pasa cada cosa, Oñera...!!!

    Esta etiqueta cada vez está más completa!
    Y la de Mieres me gusta mucho.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Hola Tracy. Contento de provocar sonrisas.

    Hidrargirista: Son dibujos muy rápidos, realizados en un pequeño cuaderno.

    Natividad: me alegra que te gusten (texto y dibujo)

    Me lo estoy pensando, Conchy. Ya veremos cómo me arreglo para combinar texto y dibujos.

    Sí, Noemi. Dibujar y pintar en casa es más cómodo, pero en la calle mucho más divertido.

    ¡Qué bien que te guste, Joy! Esperemos que me sigan pasando cosas, para después poder contarlas.

    ResponderEliminar
  8. Estas aventuras son geniales.
    La tradición de las farolas prospera
    Muy chulas.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Gracias Susana. Me alegra que te gusten mis "aventuras".
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Oñera, eres genial contando esas aventurillas...
    Te contaré que una vez un señor de bastante edad, en Francia, cuando pintaba un castillo desde el otro lado de un rio, se acercó y cogió un cabreo impresionante conmigo, porque decía que no sabía dibujar y que lo que estaba haciendo era una patochada. Era un viejo cascarrabias! Y se marchó jurando... Afortunadamente, no me pegó!
    Estan bien esas farolas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Hola Joshemari. Tú, con los años que llevas dibujando, tienes que tener historias como para escribir un libro.
    Contento de que te gusten las farolas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Que anécdota más simpática, me ha encantado, es que me estaba imaginando la situación con toda claridad. Está claro que para algunos lo mejor es que pintemos una pared con brocha gorda que haremos más servicio a la comunidad jajajajajaja, opinión muy respetable y que acepto con resignación. Yo les entiendo, eso de dibujar en un cuaderno cuadro macacos, con cuatro rayas y un punto y no ponerle un marco para colgarlo en casa resulta un poco raro para alguna gente. Pero cada uno tenemos nustro vicio, nuestra locura y nuestra forma de divertirnos.

    ResponderEliminar
  13. Hola Marisol. Me alegra que te guste la anécdota. Supongo que a todos los que dibujamos y pintamos por la calle nos pasan cosas parecidas.
    Gracias por pasarte por aquí y un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Hola, Oñera!! más farolas para nuestra colección!! jajaja, muy buena la anécdota que cuentas. ¿ Le diste la mano de pintura al final? :-)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. ¡Que bueno verte de nuevo por aquí, Nómada!¡Se te echaba de menos!
    Sí, más farolas, ¡y las que quedan hasta llenar el cuaderno!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Nuestro Grupo en Flickr