lunes, 14 de noviembre de 2011

ALLÍ, EN LUANCO

Allí estaba yo, en la orilla observando como la costa se va perdiendo según se aleja hacia el Este, desvaneciéndose entre colores de postal.


También él estaba allí, imponente en aquella zona ajardinada. Lo vi cuando giré sobre mí mismo y llamó mi atención entre otros árboles igualmente majestuosos.


Tampoco tuve que moverme de allí para dibujar el campanario de la iglesia de Santa María de Luanco, que se alza frente al mar dominando toda la zona.


Y allí seguí un buen rato, llenando rítmicamente mis pulmones de aquel aire con sabor a salitre que parece detener el tiempo. Hasta que las campanas de Santa María repicaron indicando que ya era la hora de comer.
Sí, allí estaba yo . . .

12 comentarios:

  1. En una nube, estabas...! Perfecto! En el primero has conseguido un ambiente de puesta de sol, precioso. Muy bien pintada esa sensación de lejanía. Me gusta mucho.
    Los otros también están bien!
    Estamos consiguiendo que en este grupo de ladrones veamos unos cuadernos muy bien trabajados. Es un éxito!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Es sensacion de paz la que se percibe o es otra cosa. Magnifica acuarela, me gusta. Ademas como siempre muy bien escrito el post no como yo, claro.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Me gustan todos. ¡Qué bien debías estar!

    ResponderEliminar
  4. Pues sí Joshemari: ¡en una nube!. Me alegra que te gusten mis trabajos.

    Se estaba muy tranquilo, Jose. Por eso no me moví de allí, me encontraba muy agusto.

    Estaba en la gloria, M. Antònia. Contento de que te gusten.

    Gracias y un abrazo a tod@s.

    ResponderEliminar
  5. Que parajes ...cuanta inspiracion y ganas de dibujar te entran verdad?.
    Muy chulos todos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Lo noto Oñera, lo noto a pesar de que estemos a unos cuantos kilómetros de distancia. Que bien descrito y que bien dibujado.
    Esa puesta de sol... cuanto echo de menos la mar.
    Perfecto
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Ya ves Susana: tenía pensado dibujar otros rincones de Luanco y resulta que no me moví de allí. La verdad es que fue una mañana especial.

    Sí Pedro. La verdad es que, después de tantos años, aún no sé porqué realizo precisamente ese dibujo y no otro, cuando hay tantos motivos para elegir. Como ya dije ese día mis planes eran otros.

    Contento con lo que me dices, Fernando. Si con unos dibujillos y un poco de texto consigo transmitir algún sentimiento ya me doy por satisfecho.

    Gracias a l@s tres. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Hola, Oñera! fantásticos tus dibujos, aunque te diré que ese campanario me ha dejado enamorado, muy bueno.
    Un abrazo, amigo.
    Beni.

    ResponderEliminar
  9. Gracias Beni. Tus comentarios siempre animan a continuar dibujando e intentar mejorar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Seguro que estabas de maravilla, eso se nota en tus trabajos y en lo que explicas. Lograste eso que uno busca y no siempre logra. Felicidades.

    ResponderEliminar
  11. Gracias Teresa. Si se nota en mis trabajos es que consigo transmitir, y eso me gusta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Nuestro Grupo en Flickr