miércoles, 14 de diciembre de 2011

SOL DE DICIEMBRE


Dos dibujos todavía calentitos, realizados esta misma mañana raudo y veloz, ya que este sol de diciembre me engañó y no quiso calentar el aire frío que se mueve por aquí estos días.

La torre es el campanario de la Iglesia de San Julián de Roces, parroquia rural gijonesa. No muy lejos de allí tenía localizadas unas casas y, claro, no podía irme sin dedicarles una acuarelilla.

13 comentarios:

  1. Muy buenos Oñera. Me gusta mucho el de la torre. A ver si me pongo las pilas a pintar o dibujar algo en cuaderno y hago alguna entrada. Lo último que he pintado han sido acuarelas pero casi todas ellas de un formato considerable y en papel, no en cuaderno.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Me uno a Kubi, la torre te ha quedado perfecta.

    ResponderEliminar
  3. eres incansable, Oñera. Buenos bocetos. Me gustan mucho
    un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Kubi: Tengo la suerte de haber tenido en mis manos tu moleskine de acuarelas (¡una auténtica delicatessen!), así que espero que pronto nos muestres más.

    Teresa: creo que este tipo de papel es mejor para este tipo de dibujos que para la acuarela.

    Susana: no creas que trabajo tanto...¡es que me vendo muy bien!

    Gracias a l@s tres. Abrazos

    ResponderEliminar
  5. Gracias Pedro. Como ya dije a este cuaderno le va mejor el rotulador que la acuarela.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Un campanario soberbio, Oñera, y una tierna y dulce acuarela, que invita a saltar sobre ella (como en Mary Poppins)para perderse por allí...
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  7. Gracias Joy. ¡Ojalá se puediera entrar en los paisajes pintados1 Claro que con un poco de imaginación...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Muy bonitos dibujos Oñera.
    No te ha dado por dibujar o pintar esas enormes olas que tenéis en vuestra costa? Como espectáculo debe ser precioso!!!

    ResponderEliminar
  9. No hay quien se asome a la costa, Joshemari. Precisamente me fui al interior del concejo a dibujar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Hombre, no te estoy diciendo que te pongas debajo de la olas, saldrías remojadito... je, je, pero desde algún acantilado, el espectáculo tiene que ser impresionante.

    ResponderEliminar
  11. Me encanta la torre oñera! Caray! como has mejorado!!! preciosos trabajos

    ResponderEliminar
  12. ¡Rachas de viento demasiado fuertes, Joshemari! ¡De asomarse a un acantilado, nada!

    ¡Qué bien tenerte por aquí comentando, Conchy! Espero que estés disfrutando estos días en casa con los tuyos.

    Abrazos

    ResponderEliminar

Nuestro Grupo en Flickr