sábado, 13 de octubre de 2012

A LA HORA DEL CAFÉ


En una comida con los amigos, a la hora del café y los chupitos, me escapo y hago este dibujo de la finca y la casa que tenía enfrente. Es el pueblo de Casanueva, en el concejo de San Martín del rey Aurelio.

No llevaba acuarelas, así que líneas de estilógrafo y manchas con lápiz acuarelable grís.

10 comentarios:

  1. Muy bien Oñera!! Ya casi no te hacen falta las acuarelas. Estas dominando la técnica de la pluma y lápices acuarelables. Ya está!! NO necesitas más!
    Ya ves que con poco se pueden hacer bellos dibujos con profundidad!
    Te felicito por ese paso tan grande que has dado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son dibujos muy sencillos y rápidos, Joshemari. Yo no noto ese avance.
      Me alegra que te guste.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Perfecto el dibujo y "como aprovechas el tiempo". Te escapas y estiras las piernas (las sobremesas a veces son larguísimas) y encimas te lo pasas bien dibujando. Voy a tener que copiarte ideas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te escapas tras la comida y cuando te echan de menos ya tienes el dibujo practicamente terminado.
      Contento de que te guste, Teresa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Ya se nota lo bien que lo pasaste, así quedo tu dibujo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No está mal: comida en buena compañía y además un dibujo.
      Gracias M. Antònia. Un abrazo.

      Eliminar
  4. me gusta Oñera,
    relajacion no falta eh?
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jose. La verdad es que cada vez me lo tomo todo con más pachorra.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hola Oñera se te da bien el pintar después de comer, que siga esa bonita costumbre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Diego. Se dibuja cuando se puede: antes o después de las comidas, por la mañana temprano, al atardecer...
      Un abrazo.

      Eliminar

Nuestro Grupo en Flickr