martes, 11 de junio de 2013

UNA MAÑANA DE LLUVIA







Aunque el día había amanecido con el cielo amenazante, cogí los bártulos y me planté en Somió ––parroquia gijonesa situada en el límite oriental del concejo–– con la idea de dibujar. Para empezar me decidí por ese apunte que veis ahí arriba, que comencé a pie firme a un lado de la carretera y, por culpa de la lluvia, concluí unos metros más abajo cobijado bajo un árbol.

Me dirigí después a la iglesia con la idea de dibujar al abrigo de su porche. Una vez allí, bajo techo, comencé a buscar algún motivo que pudiese protagonizar la próxima página de mi cuaderno y entonces lo vi…




 Me acerqué al tablón de anuncios y sí, ha cambiado el horario de la misa dominical en la Capilla de la Providencia. Y no es que me moleste que ahora dicha misa comience a las once de la mañana (¡Dios me libre de opinar sobre asuntos parroquiales!). Lo que me fastidia es que para comunicar dicho cambio se utilice la reproducción de uno de mis dibujos sin previo conocimiento por mi parte. 




¡Con la iglesia hemos topao!, pensé mientras seguía mi camino al ver que los nubarrones daban una tregua. Poco después llamó mi atención un tronco que se retorcía en el centro de un pequeño parque y, claro, no tuve más remedio que dibujarlo. Luego corriendo hasta el coche, porque las nubes decidieron que esa mañana les gustaban los dibujantes pasados por agua. 



8 comentarios:

  1. Preciosa la acuarela de Somió. Muy logrado el encuadre y el espacio en blanco que has dejado.
    Al cura, le tendrás que pedir "indulgencia plenaria" como mínimo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Teresa. Empezó a llover, así que la acuarelilla está realizada muy rápido.
      En cuanto al cura, lo dicho... ¡con la iglesia hemos topao!
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Fantástico trabajo de campo. La indulgencia plenaria que comenta Teresa ya la tienes ganada y... prueba de ello, es que alguien desde donde sea, ha pensado en ti y... te la has encontrado! Es una historia muy bonita y un gran honor, aunque no te hubieras enterado. Pero la "providencia" ha querido que te enteraras.
    Esta vez me conmueve más la historia que la acuarela!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sé que quedó un poco "cromito", Joshemari. Pero es lo que hay: ¡unas veces salen mejor y otras así!
      Gracias maestro.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Desde luego falta un poco de respeto hacia las otras personas y al trabajo que realizan. Yo les diría que pusieran el nombre por lo menos. Es igual lo que cambien.
    Veo que los árboles también te enganxan. Ya parece que el tiempo nos va a ayudar a rellenar los cuadernos. Sigue así de trabajador. Gracias por tu comentario en mi blog, el poco tiempo y la mala conexión hace que me asome poco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora con el buen tiempo saldremos más a dibujar, M. Antònia.
      Gracias por comentar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Alegre acuarela y buen dibujo, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Diego. Seguimos en la brecha.
      Un abrazo.

      Eliminar

Nuestro Grupo en Flickr