miércoles, 18 de septiembre de 2013

CERCA DE GIJÓN

No, no me refiero a que dibujé una cerca gijonesa. Lo que quiero decir es que no me alejé demasiado de la ciudad, tan sólo unos diez kilómetros.

Dejo el coche a la sombra que ofrece la Iglesia de San Miguel. Se nota que el verano se va: ya no calienta tanto el sol a primera hora de la mañana.

La idea es perderme por caminos y pequeñas carreteras, parando a dibujar cuando me apetezca. Y no tengo que caminar mucho para hacer el primer alto. ¿Acuarela? ¿Carbón? ¿Sanguina? Venga: sanguina, pincel de agua y... ¡a ver qué pasa!




Continúo pateando sin rumbo y, sin proponérmelo, abandono Arroes y llego a Quintueles (ambas parroquias rurales del concejo de Villaviciosa). Cuando desemboco en la carretera general al sol ya se le olvidó que casi estamos en otoño y calienta de lo lindo. Retrocedo por distintos caminos y hago la segunda parada. Otra vez sanguina y agua, a ver si le cojo el tranquillo.




De nuevo en Arroes, varias vueltas hasta decidirme a dibujar de nuevo. Ahora acuarela, para variar. Como en las otras ocasiones, trabajo a pie firme a un lado de la carretera. Y mientras pinto me pregunto pa qué coño cargué toda la mañana con esta dichosa sillita que a Fernando le duerme ciertas partes de su cuerpo...


17 comentarios:

  1. Muy productiva la mañana Oñera, los dibujos a sanguina te han quedado elegantes, preciosos, y la acuarela con esa casita robando protagonismo al paisaje le da una frescura que contrasta con el calor que has pasado pintándola. Abrazo. Ah, y la sillita te ha servido para hacer ejercicio de biceps,¿ no?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que fue productiva: dibujé y además saqué a pasear a la silla.
      Gracias Carmen.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hola, Onera, todas tus obras son corazón calentamiento. Que más me gusta la acuarela. Su escritura es interesante, también.
    Salud, Sadami

    Hi, Onera, all your works are very heart warming. I like the watercolour most. Your writing is interesting, too.
    Cheers, Sadami

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Sadami. Me alegra que te guste este combinado de mis dos aficiones.
      Un abrazo.

      Thank you very much, Sadami. I'm glad you like this combination of my two hobbies.
      A hug.

      Eliminar
  3. Preciosas las sanguinas y la acuarela no le va a la zaga. Lo de pintar de pie, no está hecho para mi, prefiero quedar cuadrada en uno de esos malditos taburetes.......

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entre pintar de pie o sentado también prefiero la segunda opción, aunque sea en el taburete de tres patas.
      Gracias Teresa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. A mí me rechifla la segunda sanguina. Me ofrece una visión llena de encanto, y una composición hecha de triángulos que confluyen a la derecha, en ese vértice que queda fuera del papel, y con esas sombras que parecen peinar el suelo y equilibran la composición.

    En cuanto a lo de la silla, hombre de dios, visto lo de Fernando, llévala contigo a donde quieras, flagélate paseándola, que sea una más de la familia pero... Pero no te sientes; nada de sentarse en la dichosa sillita teléscopica no sea que cunda el adormecimiento...Mi querido Brad, piensa en tu, hasta ahora, carismática, subyugante y atractiva reputación...jiiii

    Abrazotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Margarita. Sin ser nada del otro mundo, también el segundo es el que más me gusta.
      En cuanto a la silla, la dejaremos para mejor ocasión (aunque quede en entredicho mi reputación de tipo duro)
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Tienes suerte de poder hacerlos de pie, siempre se ve mejor que sentado, creo yo. La segunda también es la que más me gusta. Ya me gustaría poder trabajar tanto y tan bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez no dibujes tanto M. Anònia, pero mejor... ¡seguro!
      Muchas gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Pues, para por si lo necesitabas! Cuantas veces cargo yo con la mía sin utilizarla y si voy con más gente, muchas veces son otros quienes la utilizan. Como dices, hay que sacarla a pasear. A veces si la composición te gusta, o encuentras un lugar donde te puedas sentar o lo haces de pié, para luego sentarte donde sea, para acabarla. Sin necesidad de sillas ortopédicas (telescópicas, con el "blandiblú" ese). Encima, evitas que se te duerman ciertas partes del cuerpo (sin especificar cuales).
    Tus dibujos merecen un sobresaliente, entre ellos el segundo me parece el mejor. Tu acuarela está bien. Muy convencional.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Joshemari. Ya veo que no soy el único que "airea" la silla de marras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. No sabía yo que iba a traer tanta cola -nunca mejor dicho, lo de la silla-. ¿Sabes", he paseado contigo. He sentido ese flojo sol al inicio de la mañana, sentido las curvas de esa carretera por donde caminabas y sufrido el tórrido sol del mediodía. Menos mal que te decidiste a dibujarlos, mientras yo parloteaba y parloteaba. Ahora siempre estará.

    Muy buenos y muy bonitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algún día dibujaremos juntos, Fernando. O mejor: tú dibujarás y yo miraré, a ver si se me pega algo.
      Muchas gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Hola Oñera, me encantan tus entradas, me alegran mucho,
    eso de la sillita tiene su miga eh?,
    yo suelo pintar en algun banco o piedra o similar,
    un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose: Si mis post consiguen alegrarte, ya me doy por contento.
      Yo creo que para dibujar nos arreglamos en cualquier postura y lugar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Me gustan todos, pero mespecialmente el segundo. Además, un par de años pasé fui en verano a pasar unos días en Quintes, a cuatro pasos de donde cuentas. Por eso, aún me gustan más. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Nuestro Grupo en Flickr