martes, 3 de septiembre de 2013

OTROS DOS DIBUJILLOS



Cuando salí del coche llegó hasta mí un reconocible olor a higuera. El mismo aroma que percibía hace más de cuarenta años, cuando jugaba delante de la casa de mis padrinos.

¡Cómo pasa el tiempo! Entonces dibujaba con tiza sinuosas carreteras en la acera, donde nuestras chapas de refresco se disputaban encarecidamente el Tour de Francia. O aquellos cuadrados ––cada uno con un número dentro–– en los que saltábamos jugando al cascayu (rayuela creo que se llama por otras latitudes).

Hoy no. Hoy nada de saltitos ni vueltas ciclistas sobre la acera. Hoy la idea es darme una buena caminata. Y probar a dibujar con lápices de carboncillo o sanguina, pasar después el pincel de agua y a ver qué pasa…

Una vez en Cabueñes, tras dejar atrás la parroquia de Somió, giro a la izquierda en el cruce de Casa Suncia y poco más arriba hago el primer dibujo, con la inconfundible banda sonora de la brisa meciendo las copas de los árboles. Nada del otro mundo, pienso mientras baño las manchas de carboncillo. Quizá con otro papel menos satinado quedaría mejor. 



  
Sigo mi camino sin rumbo fijo, perdiéndome por esas carreteras estrechas que ascienden buscando el Alto del Infanzón. ¡Y cómo ascienden! Estoy sufriendo más de lo que pensaba. Por aquí huele a eucalipto. Y también a romero, creo. Más allá a laurel…

Ya de vuelta, pasada la Fuente Santamariña, me aparto a un lado de la carretera y hago el segundo dibujo. Mismo cuaderno, distinto lápiz y similar resultado. Definitivamente habrá que cambiar de papel. Y ya, para asegurar… ¡también de dibujante!

18 comentarios:

  1. Los olores de la infancia no se olvidan y más si son fragancias del campo. Pues los dibujos te han quedado muy bien, sobre todo el segundo. Y la caminata seguro que ha sido de lo mas placentera. Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen. Ahora me doy cuenta de que el sentido del olfato también fija recuerdos en la memoria.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hola, Onera, disfruté sus dibujos y correos, también. Pero, por favor no digas, "cambiar un ilustrador," (= qué quieres decir con "sí mismo"?) que me entristece. ONERA, nos permite disfrutar de dibujo. Siempre un mundo sonreirá a ti y la gente tiene belleza, como usted sabe.
    Mis mejores deseos, Sadami

    Hi, Onera, I enjoyed your drawings and post, too. BUT, please do not say, "change an illustrator," (=do you mean "yourself"?) that makes me sad. Onera, let us enjoy drawing. Always a world smiles at you and people have beauty, as you know.
    Best wishes, Sadami

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sadami.
      Muchas gracias por tu comentario. Como bien sabes esto del dibujo engancha y ya no se puede dejar.
      Un abrazo.

      Hello Sadami.
      Thank you very much for your comment. As you know this drawing already hooked and can not stop.
      A hug.

      Eliminar
  3. En referencia al papel, tienes total libertad. Respecto a lo otro...Sólo admitiré lo del cambio de dibujante si el susodicho es Brad... En cuanto a los lapiceros -y sus resultados- siendo ambos dos dibujos que me gustan, y mucho, el color sanguina o sepia se lleva las de ganar. Es algo intuitivo, emocional, generador de emociones y, que me invade con gran complacencia por mi parte...Aisss

    Abrazotes y buenas noches. O buenos días, según se mire, pero yo me marcho a la cama.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí no hay duda: ¡buenos días! (me acabo de levantar)
      En cuanto a estos lápices, habrá que realizar alguna prueba más. Me gustan porque son muy rápidos para este tipo de apuntes.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Gracias Pedro. Me alegra verte nuevamente activo en este blog, con dibujos y comentarios.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Cada cosa a su debido tiempo. Hoy, gozas tus ratos libres dibujando y eso es tan bueno como jugar a las canicas. Todos estamos pasando por lo mismo, menos yo...que vuelvo a las canicas!! Je, je!
    Me gustan mucho esos dibujos que tantos olores y recuerdos te traen. Uno ya no necesita más. Eso es el paraíso! Eso sí, ves cambiando de lápices y colores...que no hace daño!
    Un fuerte abrazo y sigue enseñándonos esos hermosos recuerdos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habrá que hacer más pruebas con esos lápices, Joshemari. En cuanto a las canicas... ¡qué suerte que tienes nietos con los que jugar!
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Vivan los olores y los colores que con sus evocaciones te han llevado a pintar estas obras maravillosas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo son dos dibujillos, Teresa. Habrá que practicar más con esos lápices.
      Gracias. Un abrazo.

      Eliminar
  7. chulos Oñera .eso de pasarles el agua les da un toque especial

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pedro. Seguiré insistiendo con este "método"
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Entro muy tarde y no me queda más que decirte que me gustan, sobre todo el de sanguina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias M. Ántònia. Parece que el de sanguina gana por goleada.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. querido Oñera, justo llegada y me encuentro con tu sensibilidad que hace gozar el espíritu, que hermosos dibujos, en b/n reafirmas la pureza de la resolución, amunt!! a por muchos más y con éxito
    tonets guapu!
    t

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguiré probando estos lápices e intentado mejorar-
      Muchas gracias, Teresa.
      Un abrazo.

      Eliminar

Nuestro Grupo en Flickr