sábado, 18 de enero de 2014

¡QUÉ COSAS!



––¿Un museo oceanográfico?
––¡Sí tío!
––¿Aquí?
––¡Que sí!
––¿Dónde?
––En El Arbeyal. Detrás de la Casa del Mar.

¡Qué cosas! Toda mi vida en Gijón y ni idea de su existencia ¡Ni que esto fuese Nueva York! Ni corto ni perezoso, allí me planté a media mañana. Un museo pequeño y coquetón. Tres cuartos de hora viendo peces, aparejos de pesca y demás cachivaches marítimos. Hay para varios dibujos, pensé. Aunque lo dejé para días fríos y lluviosos, y aproveché el buen tiempo para dibujar en el exterior.

Primero una acuarelilla sencilla del Cerro de Santa Catalina, visto desde la Playa de El Arbeyal. Luego atravesé caminando el barrio de El Cerillero con la idea de dibujar en el muelle, pero me encontré con esa farola en la Playa de Poniente y no pude resistir la tentación. Después me fui a casa a comer, porque no hacía frío pero… ¡hacía un hambre!


25 comentarios:

  1. Muy bonito el cerro de Santa Catalina y el farol (que ya encontraba a faltar tus farolas) muy original como has dibujado de corrido todo con farola y árbol incluído.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es verdad, hasta que no he visto tu comentario, el cual se ha publicado mientras yo escribía el mío, no me he dado cuenta de ese detalle, de que está hecho de corrido...¡Qué pasada! (lo de él, no mi mala cabeza)

      Gracias, Teresa
      Abrazotes

      Eliminar
    2. Gracias Teresa. Como ves una acuarela sencilla. En cuanto a la farola... ¡uno no puede abandonar su estilo!
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. El apunte del Cerro de Santa Catalina está lleno de encanto, Oñera. Mala pata esa i-rre-sis-ti-ble atracción tuya hacia las farolas... Menos mal que las farolas no se comen, jajaa, aunque también ésta dejó su tributo hecho dbujo sobre el papel... De habértela comido dudo mucho que hubieras tenido cuerpo para regresar a casa... Hiciste bien, que el hambre es muy mala y la carne es débil...

    Abrazotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sales con el cuaderno y se te quita el hambre de dibujar, pero las ganas de comer... ¡esas no se te quitan nunca!
      Gracias Margarita.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Pues si no es por Teresa, cuyo comentario se publicó mientras yo escribía el mío, no me hubiera percatado de ese detalle de estar hecho todo de corrido. Jopelines ¡Menuda chulada Oñera! y menuda cabeza la mía...

    Abrazotes
    Se admiten donantes de neuronas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que no te fijas, Margarita. Para mañana copias 100 veces en tu cuaderno “Me fijaré en los dibujos de los ladrones”

      PD - A ti te sobran neuronas para parar un tren.

      Eliminar
  4. Me encanta esa profundidad de tu mar. Y la envolvente que hace el cielo?. No tiene desperdicio. Echaba de menos tus farolas. Me gusta como termina le contorno en el pie de las farolas. Ay farolas, farolas.... en un pasado profesional ya lejano, hubo algunos días me quitaron el sueño. Ahora, gracias a tus dibujos, las vuelvo a ver de otra manera.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Fernando. Es dificil dejar los vicios, así que seguiré dibujando farolas.
      Como buen tuno, seguro que le cantabas a aquella farola del mar, que esta noche no alumbra porque no tiene gas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Se nota que tenías buen tiempo, los colores lo dicen todo.
    muy chulo ese fundido del cielo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso fue el viernes, Juananto. La mañana del sábado no paró de llover (lo normal por estos lares)
      Gracias amigo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Me gusta tu arena y cómo se encuentra con el mar, me gusta el gusanillo que le han entrado ganas de nadar...

    Qué bonito Gijón, tengo unos amigos arquitectos que se han ido a vivir allí. En un esxposición que hice también invité a un escritor de allí, que además era fotógrafo y había tenido una experiencia muy especial en la India, se llama Jesús.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En estos trabajos de cuaderno el gusanillo casi forma parte de la propia acuarela.
      Seguiré cuaderneando por Gijón, Dolca.
      Gracias. Un abrazo.

      Eliminar
  7. Bonito cerro de esa manera como el que no quiere, tiene mucho encanto un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En estos trabajos espontáneos lo mejor es que parezca que se pintan solos.
      Muchas gracias, Diego.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Me gusta tu apunte de acuarela, tiene un aire etéreo subrayado por ese margen blanco que has dejado alrededor. Y la farola enmarcada con su propia línea, ha quedado de lo más original.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque intente cambiar, uno siempre es fiel a su estilo...
      Gracias Carmen.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Uf, cuando me despierto, ya toda España ha dejado su comentario. Te escribo antes de leerlos no vaya a ser que alguno de ellos me influencie en el mío.
    Preciosa tu pinturita y el dibujo. E hiciste bien en aprovechar ese buen tiempo, que de malos, ahora en pleno invierno no te van a faltar. Entonces ya nos harás los del interior del museo.
    Ah, y que no falte la farola. Acabaste el cuaderno de farolas? O aún te cabe éste?
    En fin, que aprovechaste bien el día y te felicito por la muestra que nos enseñas!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la idea Joshemari: volver al museo un día de lluvia.
      El cuaderno de farolas ya se terminó hace tiempo, ahora las dibujo intercaladas en otros cuadernos.
      Gracias amigo. Un abrazo.

      Eliminar
  10. Un cuerpo mal alimentado, no puede sostener ni el lápiz.
    Tu lo tienes bien presente, puesto que el lápiz, no solo lo sostienes
    sino que lo mueves con maestría, amén de tus pinceles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conmigo no hay problema de desnutrición, Fernando. ¡Más bien todo lo contrario!
      En cuanto a lápices y pinceles... ¡se hace lo que se puede!
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Que buenos trabajos! cada vez los colores más fundidos. Preciosos!
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Susana. Una alegría que te gusten.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Hola, Onera, amas paisajes! Su trabajo siempre es reconfortante. Si te sientes muy frío, ven Sydney! Vamos a la playa y disfrutar de la natación y bosquejar juntos.
    Mis mejores deseos, Sadami

    Hi, Onera, you love landscapes! Your work is always heartwarming. If you feel very cold, come over Sydney! Let's go to beach and enjoy swimming and sketching together.
    Best wishes, Sadami

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo por tener la oportunidad de dibujar a tu lado ya merecería la pena ese viaje.
      Gracias Sadami.
      Un abrazo.

      Just having the opportunity to draw on your side and be worth the trip.
      Thanks Sadami.
      A hug.

      Eliminar

Nuestro Grupo en Flickr