martes, 25 de febrero de 2014

CAMPA TORRES


Ya llegó otro temporal. Lluvia, frío y mucho viento. ¡Y el Cantábrico enojado! Antes, la mañana del domingo, hice este par de dibujillos en la Campa Torres, cabo que se adentra en el mar al oeste de Gijón.

Me imagino que ahora mismo, si te da por acercarte hasta allí, tendrás que agarrarte a alguna de sus piedras milenarias si no quieres que te lleve el aire...

20 comentarios:

  1. Pues aunque me gustan mucho ambos dibujos, con el tiempo que teneis mejor te quedas a dibujar bodegones. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por el momento trabajaré en casa, Teresa. Tiempos mejores vendrán para salir a dibujar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Pues te han quedado de lujo, Oñera. El primero me encanta ¿Se llama palloza ese tipo deconstrucción? Bueno, se llame como se llame, me encanta. Como dice Teresa,con este tiempecito, mejor que te quedes a dibujar bodegones. Aquí también tenemos ventolera fresca y lluvia, que casi seguro acabe en algo de nieve... brrrr

    Abrazotes
    Pd: la verdad, que ya estoy hasta el gorro (o mis gorros) de ser una cebolla andante, jiii

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la Campa Torres se encuentran los restos de un antiguo castro astur, que posteriormente fue ocupado por los romanos. El dibujo es de la reconstrucción de una vivienda prerromana, que sería como la abuela de las actuales pallozas.
      Ya llegará el calor, Margarita (y también nos quejaremos)
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. impresiona la patètica idealización de la segunda, solitaria farola, banco solitario o me equivoco?, la primera de humilde posesión, cómoda ante el viento y la friolera.
    Un encanto Oñera, la segunda... tonets

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tentado estuve de ponerle algún perifollo a ese dibujo de la farola, pero al final la dejé así de solitaria...
      Gracias Teresa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Precioso dibujo del, reconstruido hábitat preromano, y bonita la farola, que dá luz
    donde la vieron, tu antiguos familiares.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La casa de los "abuelos" ya la dibujé más veces, Fernando. La verdad es que, con muy poco, queda un dibujo aparente.
      En cuanto a la farola, no sé si quedaría un poco aburrida.
      Gracias amigo. Un abrazo.

      Eliminar
  5. Vaya con las tempestades, con la calma que reflejan tus dibujos... Esta vez esta casa prerromana me ha recordado a las casa de las aldeas africanas... Perfecta esa solitaria farola. Un abrazo Oñera!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejorará el tiempo, Doça. ¡Y cuadernearé por ahí más a menudo!
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. La palloza está muy bien, supongo que formaba parte de un castro celta, es un modo de no perder las raíces culturales al dibujarla. En cuanto a la farola parece como si estuviera inmersa en un plano urbanístico con acotaciones.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya dibujé más veces esa construcción prerromana, Carmen. Esta vez iba con la idea de dibujar el faro, pero no llegué hasta él...
      En cuanto a la farola, un poco minimalista ¿no?

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Gracias Susana. Para otra vez seguro que soy menos parco en líneas...
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Dibujos testigos de que el viento no se te llevó!
    Un buen reportaje con bonitos dibujos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo bastante lastre alrededor del esqueleto, Joshemari. ¡Y además el aire nunca me despeina!
      Gracias amigo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. BONITO YENCANTADOR TRABAJO TRABAJO!, UN ABRAZO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Diego. Como se puede ver... ¡dos dibujos sencillitos!
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Gracias a ti, conozco un poco a esa gran y bella tierra que debe ser Asturias. Me acercas al mar, que aunque de secano soy, me llama como a cual marino. Y aunque grises y a lapicero, tus dibujos destilan verde. El color de la vida, de la esperanza.
    Gracias amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre me pregunto porqué unas veces pongo color y otras no. Es un misterio. A ver si la próxima vez coloreo y no te tienes que imaganinar el verde...
      Un abrazo, Fernando.

      Eliminar

Nuestro Grupo en Flickr