sábado, 19 de abril de 2014

SE HACE CUADERNO AL ANDAR


Mañana soleada (la de ayer me refiero, que ahora mismo ya llueve), así que cojo los bartulos y me planto en Cabueñes, parroquía rural al este de Gijón.

Dejo el coche en el aparcamiento del hospital y camino sin rumbo hasta que me topo con ese árbol que veis ahí arriba. Dibújame, me decía. Y uno, que no es de piedra, ¿qué iba a hacer?  Pues eso: ¡lo mismo que tú en esa tesitura!

Continúo la caminata y no tardo en encontrar la estampa de ahí abajo. Vista así, desde la carretera, parecía una postal. Me aparto un poco y, a pie firme en la cuneta, hago lo que puedo.


Y así se fue la mañana, haciendo cuaderno al andar. O camino al dibujar, no sé...

14 comentarios:

  1. Qué importante es Oñera, cuando los árboles te hablan...Eres un maestro, te salen bonitos hasta de pie en una cuneta. Un máquina!!! Qué bonita tu mañana!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Maestro? ¡Aprendiz y gracias!
      No estuvo mal la mañana, Dolca. Ahora a esperar que lleguen más así, sin lluvia...
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Me gusta mucho ese árbol con sus incipientes hojitas y esa hiedra trepando a lo largo del tronco y de las ramas. La segunda parece una postal como bien dices, una mañana provechosa, sin duda.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los árboles son buenos modelos, Carmen. Están quietecitos y no protestan...
      Gracias y un abrazo.

      Eliminar
    2. No protestan... pero en cierta ocasión a mi mujer le cayó una manzana en la cabeza y le hizo daño y a mi, mucha gracia!!! Je, je!

      Eliminar
  3. Tus cuadernos, de la natura de tus alrededores, transpiran poesía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En estos parajes la poesía viene de serie, Fernando. Yo solo echo una mirada de vez en cuando...
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Claro que se hace cuaderno al andar!!!! Además es sano y te relajas enormemente, huyendo del ruido y de los olores de ciudad. Ahí se respira primavera. Hice lo mismo que tú! Te felicito, por tan bellas estampas. El árbol algo que junto a las farolas te atraen mucho y tienes maestría en dibujarlos. Además, si te viene alguna necesidad, son ideales para descargarte en ellos... Y la campiña... una postal como dices y... bucólica.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya vi en tu blog tus dos acuarelas. ¡De lujo, amigo!
      En cuanto a mí, tal vez debería salir de la zona cómoda, de mis árboles y mis "cromitos"...
      Un abrazo, Joshemari.

      Eliminar
    2. No, no, no, amigo, no intentes salir de aquello que te llena. Me gustan esos "cromitos" porque reflejan aquello que sientes por ellos y eso es lo más importante! Son tuyos!!!

      Eliminar
  5. Totalmente de acuerdo, amigo. Se hace cuaderno al andar, sobre todo cuando "se anda dibujando", y tú lo haces muy bien :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Anais. Se hace lo que se puede...
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Eres como los pescadores a la espera de que los peces muerdan el anzuelo. O como aquellos otros que van en busca de setas y demás productos micológicos. Los primeros quizás devuelvan su presa al río o la utsen para ofrecerla ante una buena mesa. Como los de las setas. Tú nos lo ofreces a nosotros. Doble mérito el de buscar, buscar y buscar. Y en que lo captes y nos lo enseñes.
    Abrazo amigo Oñera

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni pescador ni micólogo, Fernando. Cuadernícola y gracias...
      Seguiré mostrando mis cuadernos, amigo.
      Un abrazo.

      Eliminar

Nuestro Grupo en Flickr