sábado, 25 de octubre de 2014

VÍA VERDE DE LA CAMOCHA (II)


Continúo avanzando por esta senda, que en otros tiempos fue vía de tren. Estos son los dibujos que van llenando las páginas del cuaderno.

Creo que con una etapa más llegaré al final, así que continuará...




19 comentarios:

  1. Ooohhh, me encantan todos estos dibujos, Onera! ¿Qué trabajo precioso, humana y humorística que hizo !!! Eso es lo que eres. Manténgase al día y hacernos felices. Mis mejores deseos, Sadami

    Ooohhh, I love all these drawings, Onera! What lovely, humane and humorous work you did!!! That's who you are. Keep up and make us happy. Best wishes, Sadami

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantado de que te guste mi cuaderno, Sadami. Agradezco mucho tu comentario.
      Un abrazo.

      Pleased you like my notebook, Sadami. I appreciate your comment very much.
      A hug.

      Eliminar
  2. Precioso cuaderno, con magníficos dibujos.
    Minuciosa guía de la vía verde, con precisa
    información, paisajistay de su flora y fauna,
    incluida la humana.
    Misteriosa página, la de la mesay papelera,
    con las huellas tuyas, del que te seguía, y
    del que, sin duda, se subió por las ramas.
    Amigo, polifacético, Oñera, mi más
    cordial saludo. !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se hace lo que se puede, Fernando. Intento dibujar lo que me voy encontrando...
      ¿Las huellas misteriosas? No sé... ¡igual sobran!
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. En tus dibujos, no sobra nada;
      ni tampoco falta, están en su justa
      medida, y cada página está muy bien compuesta.
      Ya me gustaría a mí, saber hacer cuadernos
      como los tuyos.

      Eliminar
  3. ¡Que cuaderno tan guay! Sí que estás trabajador en esta ruta que te has propuesto que, a la vista de tus dibujos, dan ganas de lanzarse al senderismo sin más preámbulos. El primero es precioso con esa luz tamizada que me resulta tan familiar. Y los demás nos van dando información de todo lo que te encuentras, ¡esas castañas...! y ese túnel con ciclista a contraluz incluido; lo de las huellas es de lo más intrigante, ¿vienen o van?. en fin todo un magnífico reportaje, felicidades.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Carmen. Como ya comenté al amigo Fernando, voy dibujando lo que me encuentro en el camino.
      Me alegra que te guste.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Te felicito amigo Oñera por estos dibujos y acuarelas de tu viaje ilustrado de la vía verde de la Camocha. Te está quedando genial! Me encantan!
    No, no, esas huellas no sobran!!! Si las has dibujado es porque estaban allí. Ahora te queda averiguar qué hacían allí, dispuestas de esa forma. Tal vez la explicación que nos da el ilustre nos "ilustre" un poco!
    Ahora vigila no encontrarte con unas que pertenezcan a un oso! Si las ves, echa a correr!!!! Que tú y tus dibujos tienen que salvarse.
    Eso, eso, que continúe...
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si me encuentro con un plantígrado espero que sea el Oso Yogui, de lo contrario seguro que pulverizo todas las marcas olímpicas de velocidad...
      Gracias Joshemari. Continuará no lo dudes.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Joooo, cómo me gustan tus animalitos, Oñera. Las ovejitas, sobre todo la inferior, están superamorosas, ¡me han dado ganas de acariciarlas! También me gusta mucho el dibujo de las avellanas y los caminantes. Lo que me encanta es la variedad que hay en estas hojas que nos enseñas. Me fijo y desde el paisaje del principio al último, siendo reconocible la "marca de la casa", hay una diversidad -tanto en los modelos elegidos, como en la estética de cada hoja- que va a dar una gran riqueza a este cuaderno.

    Lo de las huellas está interesante: intencionado por tu parte o no, pone a pensar al espectador. Yoyahepensado y... A mí esas huellas se me antojan caminos diferentes. La hoja en sí es para mí como un mapa. "Usted está aquí" -recién descansado. ahora, sólo tiene que elegir qué camino seguir..." (Marga y sus pelis, jiiiiiii). A partir de esa hoja, tu cuaderno podria incluso ofrecer caminos alternativos, en función de la dirección de las huellas que marcaran cada página... (fiuuu...). A lo que iba, que me estoy dispersando... ¡Qué me gusta un montón!

    Abrazotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque el otoño no se decide a llegar del todo, los verdes ya comienzan a tornarse ocres. Supongo que por eso las hojas tienen diferentes tonalidades.
      Lo de las huellas no me acaba de convencer, pero si sirve para montarse películas ya me doy por contento.
      Muchas gracias, Marga.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Pudiera ser que en mi ignorancia en asuntos arbóreos -el multialérgico tiene menos vida campestre que un gato de alabastro, cosa que no exime, pero hace comprensible mi "natural" ignorancia...- haya confundido el avellano con el castaño. Si bien los furtos pueden parecerse, se me antoja ahora que la hoja del avellano quizá sea más redondeada que estas que nos has dibujado... ergo, de ser así... ¡Mecachis!, mi Brad -vale, también es vuestro Brad- que tu dibujo está chachi. O existen varios tipos de avellanos o tu dibu son hojas de castaño con sus frutitos pinchantes, o soy una zoquet -esto últumo pudiera ser compatible con las anteriores opciones...- Aais, ya me dirás... Sorry en caso de mi más que probable error... (tu aclaración me servirá de lección arbórea... jiiiiii)

      Ais, date por reabrazado
      Posdata: que nadie piense que mi error se pudo deber a que mis jugos gástricos prefirieran unas a otras porque ellos -mis jugos- no aman a ninguna de ellas, ambas dos, aissss y ya estaba yo cenada...

      Eliminar
    3. TOMA CASTAÑA !!!!! ....
      Aunque vendo castañas asáas,
      aguanto la lluvia y el frio,
      con mi moñoy mis medias caláas,
      soy la reina para mi querido.
      Regordonas, que se acaban,
      sin monea se darán
      ca rumbosa no me ganan,
      los usías de gabán...

      Eliminar
    4. Vendedora resalá, en este otoño ausente, que más bien parece de estío, mantenga su castaña capilar, que el cogote refresca, pero aligere las medias calás que abrigan una jartá, saque usted, resalá, el protector solar (que el lorenzo está bravío) y úntese con alegría, tire de bañador, biquini, triquini - o incluso a cuerpo pelao-, aplace el castañeril asamiento... Refresque su cuerpo de sílfide ya sea en fuente, mar o río; quedará ojiplático el del gabán -no sé si agradecido- sin la castaña catar... pero igualmente calentito...

      Jiiiiiiiii... Ahí queda eso, mi Ilustre, mientras mi Brad -que también es vuestro Brad- aclara lo mío

      Eliminar
    5. Qué cachondeo tenéis ambos (y ambas)
      Creo que las hojas del avellano son más redondeadas, Marga. Yo pretendí dibujar una rama de castaño...
      Un abrazo.

      Eliminar
    6. Nada de pretendiste: ¡Dibujaste una rama de castaño en toda regla, Oñera! Fue esta zoqueta la que se confundió. Al volver a la página ayer, para ver qué nuevos comentarios había, fue ver el dibujo y venirme el flash mental ese de aydiosito, marga, cómo no viste que estas hojas son de... aissss (y mi Brad, vale, nuestro Brad, no me había dicho nada sobre mi crasoerror... ¿Se pué ser más buena gente?

      Abrazote bien gordote, Brad, mío (que -como bien dice Joshemari- no es exactamente lo mismo que mi Brad... jiiiiii -pequeñísima sutileza que me permite el no compartir (lo)...- jiiiiiiii)
      Posdata: Gracias por tuinfinitapaciencia para con (ambos ambas, los del cachondeosinmedida) Dios los cría y ellosnopuedenremediarloestánmulocos -ambos-...)

      Eliminar
  6. Caramba Oñera qué bonitos!!! Me gustan mucho ^_^ El primero ha hecho que me entren ganas de adentrarme por ese camino tan bello, y el del tunel que piense en lo bien que se debe sentir el señor de la bici en su placentero paseo, el tuyo... Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Dolça. A ver si el cuaderno sigue avanzando así por estas sendas verdes gijonesas...
      Un abrazo.

      Eliminar

Nuestro Grupo en Flickr