martes, 28 de junio de 2016

SENDA DEL RÍO PEÑAFRANCIA (8)


Pasas bajo la autovía y presientes que ya estás cerca del final de la senda. La quinta del conde, la iglesia... ¡qué pena no disponer de más tiempo para rematar dibujando el lavadero! Habrá que volver, claro...

10 comentarios:

  1. Ración digerible, por su tamaño, pero no menos sabrosa
    que una ración doble.
    La casa, con su horreo, es una DELICATESSEN de entrante,
    entonada, sugerente, que deja un apetecibñe sabor en boca,
    para seguir, de segundo, con una espadaña de la Iglesia
    de Deva, ! al esilo de San Salvador, que está de campanillas !!
    maridada con un Quinta del Conde, que tiene una Entrada...
    de CORREOS ESPAÑA !!
    Lo dicho, un menú, obra de Oñera, Chef de celestiales estrellas,
    con algún michelín... !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Fernando. Aprendiendo a cocinar, diría yo. Algunas veces el plato sale soso, otras salado...
      Llegando ya al final de esta senda, amigo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Blanco y negro o color, ambos están de quitarse el sombrero. Muy productiva esta senda, sí señor.

    Abrazotes gordotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy agradecido, Marga. Fíjate que la tengo ganas de concluir esta senda y comenzar con otra...
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Te ha quedado una ruta de lo más apetecible, fresca y llena de rincones con magia. Hala, a preparar el siguiente itinerario y las zapatillas.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Déjame antes acabar ésta, Carmen. Una página más...
      Muchas gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Oñera, cuánto tiempo te lleva recorrer la senda? Cada día un poco más? o vas en coche hasta el trozo donde te quedaste y sigues?
    La de abajo me ha recordado al campanario de San José que dibujaste en Elche. Una finor, como diríamos por aquí los valencianos. Abrazos desde el Mediterráneo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Unos días camino mucho y dibujo poco, otros al contrario. ¡Siempre disfrutando!
      Muchas gracias, Dolça. Grandes recuerdos quedaron de aquellos días en Elche...
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hombre, por supuesto que has de volver para dibujar ese lavadero!! Qué placer poder hacer esos caminos por esa tierra húmeda y verde y llenar con tanta gracia tus cuadernos destinados a ello. Son geniales!!
    Tendrás que hacer un libro con todas esas rutas. Puedes autoeditarlo. Cuesta un poco, pero puedes aventurarte a hacer unos cuantos, que los amigos de este blog de ladrones comprarían y amigo tuyos... sería precioso disponer ese libro. A ver si te animas!
    Venga, que como digo a Dulce, tenemos un grupo en estos ladrones fantástico!
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dibujaré el lavadero para finalizar esta ruta, Joshemari. Y en seguida a comenzar la siguiente, que el verano vuela...
      No sé si meterme en esos verenjenales de la autoedición. Ya veremos.
      Por completo de acuerdo contigo: ¡este grupo es genial!
      Un abrazo grande.

      Eliminar

Nuestro Grupo en Flickr