martes, 13 de noviembre de 2018

Cuaderno de Sigüenza

            Poco que añadir a lo que se ha dicho, con arte y humor, en las entradas anteriores. Crucé de nuevo esa frontera natural de altas montañas que separa la meseta de la Cornisa Norte con la mente cargada de emociones y sensaciones. En el grupo hay diversidad de caracteres, de estilos, de procedencias, incluso de edades, pero ese halo misterioso que nos une y hizo que me sintiera tan entre "conocidos de toda la vida"- coincido con Manuel-, tan a gusto y con tantos estímulos para seguir con pluma y pincel en ristre. Cuánto se aprende y se agradece a los que comparten sus conocimientos.


    
      Quería descubrir Sigüenza, su historia, sus calles y sus paisajes visibles desde la villa y cercanos en la distancia.  Desde la visita a Irlanda y de la estancia en Asturias tengo apetencia de paisaje y de horizontes abiertos.
        Decidí utilizar el cuaderno de mi amigo invisible de este año, Urumo.  Los collages y la excelencia compositiva que él domina serán para más adelante. Como el papel absorbe poca agua, opté por lápices acuarelables y ensayos con tinta no indeleble.





 
           El dibujo asociado al momento : recordaré la calurosa acogida del viernes por la noche : Joshemari y Joan con su elegancia y buena conversación; los amigos de Elche portadores de esa sonrisa y calidez mediterráneas que tanto aprecié en el Encuentro de sus Cuadernos Viajeros; el caballero que rompe moldes y al que unánimemente se aclama por su inteligencia, buen hacer y generosidad, he nombrado a Alfredo; volví a ver a Anaïs con quien había coincidido en Zaragoza, a Antonio Maestro, un referente en la composición de sus cuadernos y digno Secretario de DVCC; y tuve el placer de conocer a la "pétillante" (y enamorada de su Fede :-) Ana, espíritu artístico donde los haya.
         Otro momento especial, la salida de la recepción del Ayuntamiento, el sol inundaba la plaza, los bares ampliaron sus terrazas y todos (o casi) nos sentamos a dibujar, cómo no, cara a la catedral.
Alegría de volver a ver a Joaquín y a Fernando A.Benito,  viejos conocidos de Málaga y de Asturias.



        Agradable también la reunión espontánea en la terraza del restaurante que dio ocasión a dibujar el paisaje. Urumo (al que mi corto ingenio no le encuentra calificativos, ni recurriendo a la mitología), el diplomático que maneja el humor como ningún otro maño, el cardenal ante cuya erudición me inclino, Ricard....



           Memorable fue el espectáculo del sábado noche que agradó más por inesperado. Por cierto, he visto que en el Festival Internacional de Cine de Gijón está programado un documental del grupo Mayalde titulado "Zaniki".

         El domingo por la mañana inicié ruta en solitario por la Alameda pero al subir hacia el camino fuera murallas coincidí con Jesús y Marisol (qué acertados, sabios y serenos los comentarios de ese gran dibujante ), con Dolça (alegría y color que es un placer compartir), Juan, Ramón, Manolo  y el resto del animado grupo de Elche. Desde lo alto nos inmortalizó Pepe, Virginia con su habitual dinamismo animó la conversación.

 
         

           Luego he visto que Susana no anduvo lejos, cuánto me hubiera gustado coincidir algo más con ella. No olvido un detalle, me acompañó esperando a que acabase el fino segundino con el que retrasé la entrada en el Ayutamiento. Espero ver las nuevas versiones de su obra, lección de sensibilidad.
Concocí en persona a Miquel Bruno cuyo estilo luminoso y directo me fascinó. Ahora lo sigo y he descubierto que en ciertas épocas del año somos casi vecinos.
            
          Ya por la tarde cuando la mayor parte de participantes se había ido seguí por las calles -hay pot- producción porque algo de lluvia y el frio me llevaron a refugio.

 



Al preparar el cuaderno para el viaje, trasladé (o copié) unos dibujos que había hecho en una escala rápida que hice a Sigüenza en un caluroso agosto de 2011.  Por coherencia en el tema los mantengo.


Quedan aún muchas páginas en blanco en el [cuadernómada].

           Balance del Encuentro, positivo sin duda.  El adecuado tamaño del grupo, el entorno escogido, la comida, las actividades programadas, todo OK.. si algo faltó (es sólo  mi opinión) fue Tiempo, tiempo para más conversaciones, para más dibujos, para saborear los momentos.  Los espíritus lentos requieren de periodo de aclimatación.  
       Gracias por la colección de retratos dibujados y en foto que guardaré con cariño.
!! Hasta pronto !!

DOS COMENTARIOS




(...Y les pongo un dibujo, por lo menos)

Queridos Ladrones:

1. Por alguna extraña razón que sólo afecta a este blog, hace unas semanas que no puedo hacer comentarios a vuestras entradas, de modo que me ha sido imposible celebrar vuestros dibujos de Sigüenza, agradecer vuestras atenciones, apalabrar GinToniks fantástiken para próximos encuentros o regodearme con la erudición de esta Cueva... Y no sé cómo resolverlo pues parece que no reconoce mi perfil de Google (No me sucede en De Vuelta con el Cuaderno).

2. Estuve con José Luis Llopis, de Madrid, en Compostela Ilustrada, un buen amigo de esta Cueva que estuvo en el encuentro de Cuenca y desde entonces quisiera incorporarse al latrocinio. Contactad con él, por Facebook, por ejemplo...

Sigo aquí, y este ha sido el único modo de decirlo.
Un gran abrazo a todos.

lunes, 12 de noviembre de 2018

En Sigüenza

Bueno, pues después de contaros el viaje de ida, me sitúo ya en Sigüenza. Casi todos los dibujos los conocéis, vistos allí en mano o en Facebook en pantalla, salvo alguno. En mi blog publico una entrada larga con el relato y algunas fotos sobre lo vivido en este encuentro. Algún dibujo realizado en el viaje de vuelta, pasando por Molina de Aragón, queda para otra ocasión. Me ha sortit un rodolí. También el resto de las acuarelas que he ido pintando estos dias a partir de las fotos que me traje. Aquí van dos.
Os remito al blog para leer el relato, en el improbable caso de que alguien esté interesado en hacerlo.
 https://artimannias.blogspot.com/2018/11/en-siguenza-v-encuentro-ladrones-de.html

 













domingo, 11 de noviembre de 2018

En el Ayuntamiento de Sigüenza -II-

Pequeña recepción con intercambio de presentes.

Hace tres semanas, en Sigüenza - I -

se celebró el V Encuentro de Ladrones del que todos conservamos -como han ido expresando los post anteriores - un magnífico recuerdo.


 

      Incuestionable poder de convocatoria de Joshemari Larrañaga, impecable en la organización que nunca es fácil cuando se gestionan tantos y diversos parámetros. Gracias por habernos brindado la oportunidad de encontrarnos "tan entre amigos" (como bien dice Manuel).
    Un pequeño reportaje gráfico, evitando repeticiones.  Todos atentos a las interesantes explicaciones de Gemma en la visita guiada.  Los más rápidos desenvainaron la pluma.

Nuestro Grupo en Flickr