lunes, 11 de enero de 2016

Diario de una adolescente

Jueves 22 de Octubre,

"...Hoy he llegado a clase un poco tarde por culpa de mi madre. El profesor me ha dejado pasar porque dice que las puertas de la geografía siempre están abiertas..."


Hace unos días, cuando estaba en la cocina, Sofi me volvía a llamar desde su habitación para que fuese y me sentase en su cama. Cada vez que me invita, ya sé que tiene algo importante que contarme. De esta manera, me contó hace años quien era el chico que le gustaba, mientras que yo sentí que me daba un vuelquito el corazón y le intentaba recordar, por si a caso se le hubiese olvidado, que a ella le gustaba jugar con las muñecas y los playmobil... Así como si eso fuese incompatible con que le hiciese tilín el corazón. Recuerdo, que unos días después, conseguí una foto de aquel niño, que cosas de la vida, era nieto de una de mis alumnas de pintura en el Hort del Xocolater. Aquel día, esta vez fui yo la que le invité a pasar a su habitación y le animé a ver si encontraba algo diferente en ella. Allí, sobre su mesita, en un marquito, estaba el niño de su corazón, je, je, le dije también que aquel marco de fotos lo íbamos a dejar para ir poniendo los diferentes niños que con el tiempo le fuesen gustando... La verdad es que después se nos olvidó y no lo volvimos a hacer más.

"Toma, te dejo que leas todos mis diarios", me dijo haciéndome volver a la realidad. Y allí me fui encontrando con cosas escritas muy bonitas de amor y desamor como "Hoy por fin te has quedado en el baúl de los recuerdos de mi pequeño corazón".Me recordó un poquito a la forma de escribir de una escritora llamada Irela, y le comenté que debería leer sus poemas.
Este año, el profesor de sociales les ha dicho que tienen que escribir un diario de clase y así fue cómo me encontré formando parte de un jueves de octubre... "Hoy tenemos clase a primera hora.  He llegado a clase un poco tarde por culpa de mi madre. El profesor me ha dejado pasar porque dice que las puertas de la geografía siempre están abiertas..."
Un beso
Dolça
Posdata: Para escribir este post y hablar de su diario, le pedí primero permiso. Conservo todas sus libretas de lengua, tanto de ella, como de su hermano, porque además de ser una enamorada de la evolución de su escritura, me ha vuelto siempre  loca de amor leer sus pensamientos y sentimientos, incluso los de los días tristes.




12 comentarios:

  1. Tienes razón Dulce, está en una edad que empiezan a independizarse y eso es lo que todos hemos hecho y lo está haciendo ella. Pero por lo que escribes, noto que su actuación es consecuencia de que sois una familia avenida y transparente. Desde los padres hasta los hijos y ese ambiente, afortunadamente ha cuajado en ella.
    Y... volviendo a los dibujos, que es de lo que trata este cuaderno, me encanta ese dibujo, con la pose tumbada de la niña, mientras lee los mensajes en su móvil. Está hecho con un trazo firme, sencillo pero que refleja perfectamente a la muchachita que haces mención. Te felicito.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joshemari, ya os habréis dado cuenta de que al igual que a ti, me gusta acompañar los dibujos de historias.Disculpad si es demasiado texto para tan pocos dibujos, pero es que quería acompañarlo principalmente del primero. Es como si, cada vez más, dibujar y escribir caminaran cogidos de la mano.
      Me acordé de ti al dibujarlo por todos los dibujos que haces en el tren de la gente distraída leyendo sus cosas en su móvil. Tienes razón, como se están quietos, es más fácil dibujarlos.Muchas gracias aitaxi pequeño ^_*

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Muchas gracias Juan Carlos. Me alegro que te guste.

      Eliminar
  3. El post es precioso en fondo y forma, Dolça. Me he reído pícaramente -pero con gran ternura- imaginándote en ese momento madre ¿quéeee, mi pequeña con amores? ¿Pero ya? ¡Pero no puede ser... aún noooooo! Momento-madre que me queda algo lejos en el tiempo pero no en el corazón. (No estoy autorizada para destripar el primer amor de mis vástagas, pero el de la mayor, con ocho años, es memorable,jiiiii).

    Abrazotes gordotes
    Ese profe de Geografía... fácilmente, con esos razonamientos, con ese saber manejar la situación, esta menda se habría enamorado platónicamente de él (que mi santo y mi Joshemari me perdonen, jiiiiii).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je,je, Ay Marga!! Tú lo debes saber bien, teniendo hijas.El paso de la niñez tiene su puntillo de pena. A mí me hubiese encantado estirarlo un ratito más. Pasa tan rápido...
      Mira que eres graciosa. Me encanta eso de que no estás autorizada, espero que pidas la debida autorización y un día me lo puedas contar.
      A mí también me encantó encontrarme con esa gran frase en su diario de clase y me reí con eso de por culpa de mi madre, en realidad es verdad, ella es super veloz, siempre llega puntual y ese día debió llegar tarde 2 minutos como mucho je,je. Ese día se lo dije: Dile que ha sido por mi culpa... lo que no sabía es que lo fuese a escribir en el diario, claro, que la frase que provoco esos minutos de tardanza, merecía la pena ser escrita contando su por qué. Abrazos simpática!!

      Eliminar
  4. Post muy emotivo, Dolça. De los que llegan (más aún de lo que nos tienes acostumbrados)
    Dale a Sofi las gracias de nuestra parte, por permitir que publiques esta historia en el blog...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Oñera. Me alegra saber que te llega.
      Esta noche mismo, se lo diré mientras nos contamos las cosas que han sucedido durante el día.
      Abrazo de vuelta para ti.

      Eliminar
  5. Es como un diario sobre otro diario, el de tu hija, un gran recuerdo para tiempos venideros. Gracias a las dos por compartir.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen, qué bonito, un diario sobre otro diario. Gracias a ti por comentar. Siempre es un placer compartir con vosotros, porque una se siente como en casa.
      Abrazo también para ti.

      Eliminar
  6. En esos momentos somos conscientes de que el tiempo pasa, y que es un privilegio asistir y ser parte de su evolución. Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Susana, vaya si pasa, parece que si lo escribo o dibujo pasa un poquito más lento. Al menos uno puede volver a ellos cada vez que quiero... Yo también te mando mis besos gordotes.

      Eliminar

Nuestro Grupo en Flickr