viernes, 25 de abril de 2014

Miscelánea VIII


Una tarde de bici con mi pequeño Martín, la semilla recogida en el parque y una veleta ayorina.


11 comentarios:

  1. Menuda miscelánea, los colores muy bien distribuidos, la semilla y su transformación son preciosas, los edificios, todo. Un trabajo excelente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo he pasado bien Teresa, y se nota :-)

      Eliminar
  2. Qué requeteprecioso este trabajo. La verdad es que con esos paseos en bici con un niño se aprenden muchas cosas...a mi me ha servido para repasar el nombre de esa maravillosa semilla que me recuerda a las mariposas. me gusta mucho también esas personitas que parecen cerquita de la orilla del mar...

    ResponderEliminar
  3. Como le he dicho a un buen amigo en facebook, además suena preciosa: Sámara... a viaje y ciudades lejanas: Smara, Esmara, Esmirna, Samarkanda... ¡A volar la imaginación!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, a volar la imaginación y con esas palabras, lo has vuelto a conseguir igual que con tus dibujos.

      Eliminar
  4. Estos trabajos tuyos, en este caso tu Miscelánea VIII, para mi, son para mirar, admirar,
    e intentar comprender que es posible hacerlos....
    En coña, te llamé BRUJO, en anterior comentário, te mentí, no era de coña....

    ResponderEliminar
  5. ERES BUENÍSIMO TÍO, TE FELICITO, UN ABRAZO.

    ResponderEliminar
  6. Fenomenal interpretación de una salida. Magníficos dibujos, como nos tienes acostumbrados.
    Esa semilla, acabo de descubrir gracias a ti que se llama sámara. Precioso nombre. Suelo recoger tantos del suelo... Luego los lanzo al aire y es una gozada ver su vuelo.
    Eres un fenómeno. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Miro y requetemiro, a ver si aprendo algo...
    Un abrazo, Urumo.

    ResponderEliminar
  8. Extraordinario trabajo, felicitaciones.
    Abrazo

    ResponderEliminar

Nuestro Grupo en Flickr