viernes, 28 de febrero de 2014

Cakerañadas. Flores silvestres.



17 comentarios:

  1. ¡Magníficas! ¿Tienes un cuaderno botánico/ sólo plantas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un cuaderno sólo con flores, no es estrictamente botánico.
      Abrazo.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Me alegro de que te gusten, Teresa.
      Abrazo.

      Eliminar
  3. Sabes que soy el fan número uno de tus cuadernos y que también me gustan tus flores. Si el tema del cuaderno son las flores ya ni te cuento...
    Un abrazo, Carmen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Oñera. Yo estoy esperando a que tú te decidas a pintarlas, casi lo has prometido ¿eh?
      Abrazo.

      Eliminar
  4. Carmen me gustan mucho tus flores, te diré que yo lo primero que pinte fueron flores silvestres cogía un ramo lo ponía en un jarro y así empece, un día publicare algo de lo que hacia para que lo veas, te felicito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Venga Diego muéstranos esas flores, seguro que su colorido es fantástico. Ya me gustaría a mí acabar pintando paisajes urbanos con la maestría con que lo haces tú, pero me temo que por muchas flores que pinte... ;).
      Abrazo.

      Eliminar
  5. Muy buena, tu interpretación de tus flores silvestres, en posturas diversas.
    En la primera composición, exultántes y orgullosas, como la cola de un pavo real.
    En tu segunda, populares, alegres, festivas, danzantes...
    Precioso cuaderno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bonito comentario Fernando, muy poético, muy lírico. Gracias.
      Abrazo.

      Eliminar
  6. Me gustan mucho estos dibujos. LAs tonalidades y sobre todo la composición, muy dinámica.
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De alguna manera he querido reflejar el movimiento con que se mecen con la brisa en el campo, su medio natural.
      Abrazo.

      Eliminar
  7. Ais, qué preciosidad, Carmen. Mira que el primero, al verlo pensé que era un pañuelo de seda. Pero es que son botánica pura, pensé cuando las vi, y entonces te imaginé embarcada en aquellas expediciones donde la botánica era el testimonio mágico e importante de lo que sólo uno pocos privilegiados llegaban a ver. Siento estas flores tal y como las define Fernando, creo que no podría decirlo mejor, así que me acojo a sus palabras, mi querida expedicionaria en tierra.

    Abrazotes

    ResponderEliminar
  8. Jajaja, gracias Marga, me encanta tu imaginación desbordante, mientras leía tu comentario me imaginaba subida a lomos de un elefante, cuaderno y pluma en mano, atarvesando continentes y selvas llenas de tesoros botánicos. Ya ves que a mí tampoco me falta esa vena locatis e imaginativa.
    Abrazosssss.

    ResponderEliminar
  9. Amiga Cake, son francamente encantadoras esas florecillas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Nuestro Grupo en Flickr