lunes, 6 de febrero de 2017

Destroza este diario 8: o ¡Soy trapecista! ¡Cuidado ahí abajo!






“Lanza alguna cosa sobre esta página: un lápiz, una pelota, mojados en pintura”.

Las instrucciones...

Esos círculos negros parecen  una diana,  sí. Hasta tiene sus puntuaciones y todo… Pero yo, incluso antes de lanzar nada sobre la hoja, ya había visualizado la diana como la pista de un circo.   Teniendo en cuenta que, desde niña los trapecistas, junto a los números de equilibristas  a caballo, son mis números favoritos del circo, la aparición de la trapecista sólo era cuestión de segundos, jiiiii…. ¡Eh, soy trapecista! ¡Cuidado ahí abajo!

Los cómplices...


Las herramientas, también cómplices...

Para perpetrar el destrozo he utilizado pintura acrílica con la que he impregnado diferentes bolas de papel, botones varios, lentejas, el tapón de uno de los tubos de pintura, un trozo de hilo de algodón anudado y un cepillo de dientes (con el que, presa de mi entusiasmo, además de la hoja, decoré la mesa, la pared de mi cocina y mi camiseta, jiiii… ). 

Las manchas...

 ¡Cuidado ahí abajo, soy trapecista!!


Y... ¡Tachán, actuación por todo lo alto -con público expectante incluido-!




12 comentarios:

  1. ¡Viva la imaginación y la originalidad!
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Viva! Jiiiii...
      ¡Gracias, Cake!

      Abrazotes gordotes

      Eliminar
  2. Pero Marga mía, qué derroche de imaginación tienes!!! Eres una máquina de originalidad!!! No solo una máquina, sino toda una fábrica!!
    Y un genio! Tus dibujo de la trapecista, muy bien.
    Qué bueno tener amigos así en este blog!
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. IMAGIMARGA S.L (a veces muy limitada, jiiiii...): Una empresa, cuyo balance no siempre es positivo, pero, que se afana, tanto en la óptima canalización de los propicos recursos, como en la búsqueda e incorporación de nuevas ideas y materiales y bla, bla, bla...
      [Sección cultura y negocios -un imposible- Correo de levantate (levántate y corre... y haz algo, Marga)]
      Una chica muy imaginativa, aunque un tanto distraída, (Directora del colegio de Celia).

      ¡Gracias, Joshemari mío, por tus bellas palabras hacia esta mente-demente, tabardillo del destrozo cuaderneril!

      Abrazotes gordotes


      Eliminar
  3. Que descripción tan real, de nuestro convivir.
    Columpiándonos todo el día, para distraer al personal,
    con el riesgo que comporta.... ellos desde su lugar,
    disfrutan... rien... mientras nosotros sufrimos lo nuestro,
    pensndo en agradar.
    Lo has plasmad, con energía con carácter, y decidida a romper,
    rasgar, manchar, y un despelote total de colorines.
    Vital lucha para la supervivéncia.
    Y el día que decides descolgarte de tu trapecio, puedes
    percatarte, mezclada con el público, de la auténtica realidad,
    por la que te columpiabas.
    Mécete niña... mécete ya... !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mundo, la vida misma, Ilustre, es para unos una acrobacia sin red... en la la que hay bastantes probabilidades de pegársela. Para otros, en cambio, es un pasear a ras de suelo con pies de plomo, con colchón y red -por si acaso-. Pero, viendo el ejemplo arriba dibuengendrado, no crea, no todo es riesgo para la acróbata: el público, morboso mirón que se cree a salvo, va a acabar pringado, jiiiii...

      Abrazotes gordotes
      Moraleja: como me ves te verás, leía un vivo en el epitafio de la lápida de un muerto - y el muerto se moría de risa viendo la cara de muerto del "vivo"-.

      Eliminar
  4. Primero me quede mirando a la trapecista y estuve pensando si el dibujo era tuyo o del diario para destrozar, luego descubrí que sí y me encantó que así fuera. La gente del público también es genial.
    Hace poco, la madre de una estudiante del conservatorio de danza, me llamó preguntando si le podía ayudar, su hija estaba desesperada porque tenía un solo en una actuación en un museo y resulta que otra bailarina que actuaba antes que ella se había comprado el mismo vestuario. Me pidió ayuda, o más bien un socorro, para que le ayudase a transformar aquel body blanco. Se lo hice disolviendo, en varios vasitos, colores con agua, salpicándoselo y dejando que se fundieran entre ellos. Yo también me atreví aquella mañana a destrozar su vestuario...
    Un abrazo y a seguir creando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jiiiii... Pues así es Dolça, como dice un buen amigo, sólo quien hace... o, como dijo el otro, si quieres peces habrás de... O, como dice, a través de la progagonista de una de sus novelas- mi amigo y admirado Salva... "porque lo que importa realmente no es el resultado, lo que importa es intentarlo con ganas..." Y de ganas, jiiiii... andamos bien servidas :D)

      Abrazotes gordotes

      Eliminar
  5. así es MArgarita, esto es un continuo salto . MAgnífico ! no te digo más.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y sin red, bella Susana, y sin red! Fiuuu...

      Abrazotes gordotes

      Eliminar
  6. Tú sigue destrozando el cuaderno y ya nos lo mostrarás en el próximo encuentro, para que hojeemos las hojas y ojeemos con los ojos...
    Ya te lo dije: ¡una joyita!
    Un abrazo, Marga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sigo, sigo, sigoooo, pensando jiiiii... en perpetrar destrozos, Brad mío...

      Abrazotes gordotes

      Eliminar

Nuestro Grupo en Flickr